Las Go Pro, ¿legales?

3
2182
Go Pro Camara
Go Pro Camara

Desde que las pequeñas cámaras compactas vieron la luz se han ido reproduciendo como setas los pequeños dispositivos útiles para grabar nuestras aventuras moteras en primera persona desde el casco u otro lugar como las Go Pro en sus diferentes versiones o similar. Pero la pregunta es ¿Qué pasa con las imágenes grabadas? Javier Garmendia, abogado experto en protección de datos, motero y editor del Blog de viajes en moto Expedición Trail nos arroja un poco de luz en un artículo muy revelador acerca de la legalidad o no de las grabaciones con nuestras cámaras que desde RidenRoad queremos compartir con vosotros.¡ No os lo perdáis!

EXTRA– Segunda parte extendida AQUÍ


No soy muy dado a escribir en este Blog posts que no recojan salidas en moto o experiencias vividas sobre dos ruedas, pero ya son varios los comentarios que he leído estos días en los foros sobre la legalidad de la grabación con las Go Pro en los cascos (mientras vamos conduciendo nuestras monturas); y creo que hace falta poner un poco de orden. Como abogado experto en Protección de Datos y Compliance, me siento legitimado y obligado -al mismo tiempo- a escribir esta entrada.

Yo comprendo que en este país todos somos abogados y médicos. Pero eso está bien si se trata de comentarios personales en una tertulia de café entre amiguetes, pero no si se trata de un foro público; porque su impacto y su expansión es muy grande.

Comienzo a leer estos artículos y siempre veo lo mismo: un montón de citas de artículos y de normas que vienen a justificar aparentemente la afirmación del autor de que grabar desde una Go Pro está prohibido, que nos van a multar con 500 euros y que -además- nos van a requisar la cámara. Y luego definen lo que son “datos personales” a efectos de la LOPD, y cómo están incluidas las matrículas como dato personal, y cómo está requerido el consentimiento inequívoco, etc., etc, etc.

Pero, señores, nos olvidamos de que no hay que correr tanto; y de que la leyes tienen entre los primeros artículos uno dedicado a una cosa que se llama “ámbito de aplicación” y cuya función es algo tan simple como definir los comportamientos sobre los que se va a aplicar la normativa. Y, en consecuencia, aquellas actuaciones que sujetar a esos conceptos tan bien trasladados por los autores de los foros.

Por concluir y no extenderme, cito el artículo 2 de la propia Ley de Protección de Datos, que en su apartado 2 reza:

“2. El régimen de protección de los datos de carácter personal que se establece en la presente Ley Orgánica no será de aplicación:

a) A los ficheros mantenidos por personas físicas en el ejercicio de actividades exclusivamente personales o domésticas.”

Así que, sencilla y llanamente, la LOPD no prohibe nada por la sencilla razón de que no es de aplicación; ya que lo que grabamos con ellas son videos privados y domésticos. Y de ninguna forma son asimilables a las cámaras fijas de seguridad (privada o pública) que sí caen dentro de la ley. Espero con estas líneas zanjar una polémica que nos afecta a muchos moteros.

Por mi parte, seguiré grabando mis salidas moteras y disfrutando de mi GoPro igual de tranquilo que ayer, y sabiendo que estoy dentro de la legalidad.

Javier Garmendia – ExpediciónTrail

3 COMENTARIOS

Dejar una respuesta