La Torre de Hércules, el faro del fin del mundo

0
1770
torre-de-hercules

La pasión por viajar en moto nos lleva hoy hasta Galicia,  donde se alza maravilloso un faro increible, La Torre de Hércules. Un punto a destacar dentro de la Ruta de La Coruña a la frontera con Asturias.

La Torre de Hércules vigila con una envidiable vista el mar desde el Siglo I. Fue el único faro que construyeron los romanos en su paso por nuestro país y ostenta el título de ser el faro más antiguo en funcionamiento del mundo. Su altura le vale para hacerse con la tercera posición entre los faros más altos de España con sus 234 escalones. Se levantó en Punta Eiras, una loma de unos 57 metros de altura, entre Punta Herminia y Punta del Orzán.

La inscripción a los pies de la torre y las referencias a Brigantium, Coruña en el imperio romano, hacen entrever que el faro fue construido en el Siglo I, durante el reinado de Trajano. El fin del mundo conocido en epoca romana, al noroeste de nuestra península fue la localización escogida, a la entrada del Golfo Ártabro comprendido entre las rías del Burgo, Ares y Ferrol. Ha sido un faro operativo desde su inicio hasta nuestros días, aunque en la Edad Media parece que fue utilizado también como fortificación.

Cuando la torre fue construida, estaba alejada del núcleo urbano que era Brigantium, sin embargo hoy en día y con el crecimiento de la ciudad tras el paso de los años ya está integrada en la ciudad y rodeado por tan solo 50 hectáreas de suelo rústico, dedicado a ser una zona verde.

Cuenta la leyenda que Hércules llegó en barca para enterrar la cabeza de Gerión, tras haber conseguido vencerle en combate a muerte. Con esta leyenda pretendían los romanos acabar con la tradición tartésico-fenicia. La mitología decía que el gigante Gerión, era el rey de Brigantium, el cual tenía unos diezmos tan altos como entregar la mitad de sus bienes, incluso a sus propios hijos. Los súbditos, desesperados, buscaron amparo en Hércules quien tras derrotar al gigante, acabando con su tiranía, levantó un túmulo y en lo más alto encendió una antorcha. La primera mujer que llegó a la ciudad que fundó cerca de dicho túmulo se llamaba Crunia, y en su honor le dio nombre a la ciudad.

Terminamos esta visita no sin antes mencionar la estatua de Breogán, el rey fundador de Brigantia según las tradiciones celtas. Breogán es representado como el padre del pueblo gallego dentro de la mitología galaica. Imperdible también el mosaico con la rosa de los vientos (disfrutad de ambos en nuestra galería).

Si te ha gustado esta entrada y estás interesado en unas rutas recuerda que puedes ver muchas más en RidenRoad.com.

No hay comentarios

Dejar una respuesta