Historia de los récords de velocidad en moto

0
2195
Rollie Free
Rollie Free

En RidenRoad nos gustan las historias, porque creemos que es interesante conocer desde los inicios hasta la última novedad de este mundo sobre dos ruedas que tanto nos apasiona y une. La primera motocicleta data de 1867 cuando Sylvester Howard Roper inventa un motor de cilindros a vapor cuya velocidad era de 18 km/h con apenas 0,5 caballos. A todos nos apasiona la velocidad, sobretodo si es controlada y lejos de cualquier riesgo, por ello el tema que hoy nos trae a RidenRoad es los récords de velocidad en motocicletas a lo largo de la historia.

El primer récord que se logró batir llegó 11 años después del nacimiento de este vehículo, gracias a el conde Gastón de Chasseloup-Laubat. Sucedió en París en el año 1898 gracias a una prueba organizada por la publicación especializada La France Automobile que consistía en rodar a la mayor velocidad posible a lo largo de tan sólo un kilómetro. Nuestro protagonista, Chasseloup-Laubat rodó a una velocidad punta de 63,13 km/h. Este fue el primer récord de velocidad, pero no lo consiguió una motocicleta, sino un automóvil movido por baterías.

Para llegar al primer récord en moto tendríamos que esperar hasta el 14 de abril de 1920, fecha en la que Gene Walker forzó su Indian hasta los 167,53 km/h a través de la playa de Daytona. Estábamos ante el primer récord en la categoría de motocicletas cuando gracias a Gene Walker se pudo dar un golpe en la mesa para mostrar que las motocicletas podían acercarse mucho a las capacidades de los automóviles. En ese mismo instante el récord en automóviles estaba fijado en 205,45 km/h, aun quedaría bastante camino para que la motocicleta, mucho más barata que los automóviles de la época, lograra desbancar a estos del récord.

Ya entrados en los años 30 la velocidad repuntó de nuevo tras el parón durante el periodo bélico. Durante este tiempo de entreguerras es cuando despunta el afán competitivo por desbancar récords. Bert Le Vack, piloto británico que condujo su Brough Superior a 191,59 km/h en Francia en 1924 logró batir su propio récord logrando rodar a 207, 33 km/h en el óvalo de Brooklands. Se había superado por vez primera la barrera de los 200.

Pero no duraría ese record demasiado, ya que Ernst Henne lo batiría en 1930 con su BMW a 221,54 para en 5 años volver a batirlo dejando su flamante Autobahn en un record histórico, sobrepasando por primera vez los 250 km/h.

En este mismo periodo, un año después aparece el piloto con una motocicleta alemana poseída por la carrera nazi por demostrar la superioridad aria al resto del mundo y presenta la Kompressor 255 a la que Henne forzó hasta los 273,44km/h . Esta misma moto fue la que se alzó ese mismo año con el Tourist Trophy de la Isla de Man gracias a la increíble actuación de George Meier alzándose con el primer puesto en la competición.

En los años 30 tan sólo un récord más por mencionar, el del italiano Piero Taruffi, quien en 1938 lograra alcanzar los 274,18 km/h a lomos de su Gilera de cuatro cilindros rodando entre Brescia y Bérgamo.

Con la guerra, absolutamente todo se paró. La producción pasaba a la creación de vehículos de guerra, lo que en el sector de la moto se traduciría en vehículos muy ligeros pero bien resistentes. Así, cuando empezó a calmarse el estado de la cuestión, de nuevo comenzó una carrera por el siguiente récord. Rollie Free fue el encargado de batirlo en 1948, lo hizo sobre una Vincent-HRD alcanzando unos increibles 241,90 km/h inmortalizando una fotografía que pasará a la historia por lo insólito de su conducción a través de las salinas de Bonneville.

En adelante, todos los récords venideros ya serían con algo similar a las motocicletas pero físicamente más parecido a una bala así que hasta aquí la historia de los récords en moto por RidenRoad

No hay comentarios

Dejar una respuesta