East Bay Dragons: 55 años de libertad sobre dos ruedas

1
1281
East Bay Dragons
East Bay Dragons

California y las motos son términos que van indisolublemente unidos. Desde que en 1953 Marlon Brando se convirtiese en una estrella encarnando a un “fuera de la ley” en “Salvaje” hasta el más reciente éxito televisivo “Sons of Anarchy”. Pero la realidad de California fuera de la pequeña o gran pantalla está llena de clubes moteros, desde los Hell´s Angels a los cientos de clubes que se extienden a lo largo y ancho del estado, y eso incluye docenas de grupos formados únicamente por afro-americanos.

Mientras Rosa Park hacía su histórico “viaje” en autobus e icónos como el Dr. Martin Luther King Jr., Malcom X, Huey P. Newton o las “Panteras Negras” luchaban por la igualdad de derechos en los Estados Unidos, los miembros del East Bay Dragons Motorcycle Club, grupo íntegramente formado por hombres de color, arriesgaban su vida cada vez que montaban en sus Chopper, simbolizando de alguna manera un acto revolucionario.

El East Bay Dragons MC de Oakland, California, fue fundado el los años 50 como un autoclub bajo el liderazgo de Tobie Gene Levingston, socio de Sonny Barger, miembro fundador de los Hell´s Angels de California, cuyo objetivo principal era mantener a sus hermanos pequeños ocupados y fuera de problemas. De orígenes humildes e hijo de un agricultor, Tobie Gene se convirtió en ideólogo, fundador y Presidente de unos de los clubes más exclusivos del país. En 1959, el club dio un giro hacia las Harleys y las Choppers para convertirse en un moto club de “outlaws”, el East Bay Dragons MC, uno de los primeros de este tipo en América.

A lo largo de los años el camino de este club de moteros de raza negra no ha sido fácil, encontrándose en su andadura con periodos de violencia, rivalidades y tensiones raciales en lo que ellos llaman “campos de batalla de la América urbana”.

Este año se cumplen 55 años de la fundación de los “Dragones” como club motero, siendo incluso reconocidos publicamente el 8 de enero en un acto organizado por el ayuntamiento de Oakland:

“Los East Bay Dragons Motorcycle Club, continuos luchadores frente a la violencia se han mantenido y erigido como un símbolo del activismo por la comunidad convirtiéndose en orgullo de la ciudad de Oakland y de toda la comunidad Afro-Americana”

Sin duda se han asegurado su lugar entre los héroes del ideario urbano popular junto a los Hell´s Angels, los Oakland Raiders y los “Panteras Negras”. Su legado es un pedazo no lo suficientemente reproducido de la historia motera de los afroamericanos en los Estados Unidos que nunca debería ser olvidado.

Para perpetuar este legado, su historia ha sido contada en un libro co-escrito por su fundador, Tobie Gene Levingston, titulado Soul on Bikes.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta