Dreamhunters. Cazando sueños por el mundo sobre una moto.

0
668
Dream Hunter - Viaje por el mundo
Dream Hunter - Viaje por el mundo

Muchos lo tienen y lo sienten. Está ahí. Por el día piensan en ello, por la noche sueñan que es real. Un sueño que da vueltas y vueltas con la esperanza de poder cumplirlo algún día.

Dejarlo todo para lanzarse a recorrer mundo es uno de los anhelos que todo motero y amante de los viajes ha tenido alguna vez en su vida. Esto es precisamente lo que se han propuesto Claudia y Albert, o lo que es lo mismo, Dreamhunters. Han dejado sus trabajos, han vendido los coches, las teles, los muebles, la bici y muchas otras cosas y se han montado en la moto para recorrer el camino de Barcelona a Sydney, cruzando más de 20 países, con la única compañía de su moto (a.k.a Richar Parker).

Viajar era su sueño, y en su aventura se han propuesto conocer el de el mayor número de personas que vayan conociendo. Así pues, durante el trayecto, irán pidiendo a la gente que les explique los suyos y los irán recopilando a la vez que ellos mismos nos narran el suyo propio. Como ellos mismos dicen, será como tener decenas de sueños dentro de otro sueño, o como saltar de un sueño a otro, mientras llegan al destino del suyo. De esta manera irán conociendo el mundo y sus culturas a través de los sueños de sus habitantes.

Este proyecto no va sólo de viajar, de sentirse libre, sino también de reivindicar la importancia de los sueños. “Todos tenemos alguno, sobretodo cuando somos jóvenes, pero a medida que pasan los años vamos ahogando sus gritos hasta que los dejamos dormir. Con la edad ponemos el piloto automático y permitimos que la agenda y las obligaciones asfixien nuestros deseos diariamente. Por este motivo, desde estas humildes líneas, te animaremos a despertarlos. Por experiencia sabemos que es difícil, pero no es imposible. ¡Todo aquello que vale la pena lograr requiere un gran esfuerzo! Siempre hay un camino, y si nosotros lo hemos podido encontrar, tú también puedes. No tengas ninguna duda al respecto.”

Un viaje de miles de kilómetros comienza con un paso. En su caso, con un golpe de gas. ¿Acaso hay algo más bonito que eso? 🙂

No hay comentarios

Dejar una respuesta