Desde Madrid a La Alcarria en moto

0
1219
Brihuega y su lavanda
Brihuega y su lavanda

Desde RidenRoad nos encanta conocer nuevos sitios al alcance de nuestra motocicleta. Y como buenos amantes de la literatura, conocemos la ruta de La Alcarria gracias a Don Camilo José Cela. Esta ruta nos llevará a lo largo de 200 km de recorrido cultural y gastronómico al servicio de la diversión de un precioso trazado.

La Alcarria se extiende casi por completo por Guadalajara, sin embargo, esta variación que proponemos se centrará en disfrutar de la conducción al máximo gracias a un recorrido a través de los parajes más populares entre los motoristas. Recuerda que puedes descargar su trazado AQUÍ.

De Madrid a Guadalajara

Nuestro viaje da inicio tomando la E-90 hasta Guadalajara, un camino sencillo que atravesará Alcalá de Henares hasta dejarnos en el centro de la capital de la misma comunidad, como la ruta no está centrada en esta ciudad brevemente mencionaremos el Palacio del Infantado y el Museo de Guadalajara. Una vez cruzada Guadalajara, tomaremos la N-320 e iremos comprobando como la carretera nos va regalando una serie de curvas y subidas que van intensificando su dificultad e inclinación conforme vamos ganando altura.

Continuando por la vía, a unos 20 kilómetros tomaremos el desvío de la CM-2006 a la altura de Armuña de Tajuña para tomar dirección a nuestra primera parada, Pastrana.

Pastrana

Estamos ante uno de los pueblos más bonitos que tiene La Alcarria. Pastrana se sitúa en la vega del Río Arlés, entre el Tajo y el Tijuña. Se trata de una Villa Ducal de época medieval, que nos recibe con sus callejuelas de piedra, guiándonos hasta su Fuente de los Cuatro Caños. La historia y la leyenda se mezclan con el arte en esta ciudad que fue testigo directo y residencia de gente ilustre, como la Princesa de Éboli, la cual estuvo confinada en su palacio por intrigas de la corte. No nos podemos perder la Plaza de la Hora, donde imponente se alza el Palacio Ducal de origen renacentista.

Entrepeñas

Algo más de  37 kilómetros separan Pastrana de nuestra próxima parada. Por el camino que dejamos la CM-2006 para tomar la CM-2007 hasta Alhóndiga, después tomaremos el desvío hacia Auñón y Sacedón, que rodamos reencontrándonos con la N-320. Justo antes de llegar a Sacedón, pasaremos por la presa de Entrepeñas. Un lugar en el que merece la pena hacer una parada y admirar el maravilloso paisaje gracias a sus miradores.

Sacedón

Una vez alcanzado Sacedón, podremos disfrutar de una población típicamente alcarreña. Pese a tener algunas casonas nobiliarias, gran parte de su riqueza artística viene gracias al patrimonio religioso de la población. No podeis perderos Nuestra Señora de la Asunción, con su increible torre que dota de una silueta inconfundible el perfil de Sacedón desde el aire. También encontramos algunas ermitas, como Nuestra Señora de Socorro o San Andrés, ambas en situaciones inmejorables, asomadas al Tajo y en la linde de un pantano. También podemos visitar el Monasterio Cistercense de Santa María de Monsalud, de origen medieval, donde perdernos pos su claustro hasta alcanzar el refectorio.

Pareja, Chillarón del Rey y Durón

Terminado de ver Sacedón bordearemos el embalse recorriendo la N-204 podremos disfrutar de una serie de  pueblos con mucho encanto que reflejan muy bien lo que es La Alcarria. Hablamos de esa sucesión que marcan Pareja, Chillarón del Rey y Durón. Este tramo destaca por el verdor increible que nos presenta el embalse de Entrepeñas. Cualquier lugar para descansar y comer algo nos proporcionará la energía necesaria para continuar con nuestro rumbo.

Budía

Al pasar Durón tomaremos la CM-2013 para llegar a Budía, apenas a 4 km de distancia. Budía se encuentra entre la llanura de La Alcarria y el valle del Tajo, limita con las presas de Budía y Entrepeñas que hacen que la comarca tenga su increible verdor. Esta población presenta varios edificios dignos de hacer una paradita para inmortalizar la estampa. Imprescindible visitar su Plaza Mayor, de aspecto trapezoidal donde podremos ver su Ayuntamiento renacentista, la Iglesia Parroquial de San Pedro Apostol, la Ermita de la Soledad o las ruinas del Convento de las Carmelitas harán la boca agua a los amantes de lo histórico que presenta este municipio.

Brihuega

Disfrutada la población de Budía solo queda regresar hacia Madrid, pero antes visitaremos brevemente una población situada a 23 kilómetros de Budía, Brihuega. Brihuega es conocida comúnmente como el Jardín de La Alcarria. Cuenta con inmensos jardines y fuentes que consiguieron para la ciudad la declaración de Conjunto Histórico-Artístico en el año 1973.

En este armoniosa ciudad podremos visitar el Castillo de la Piedra Bermeja, un conjunto que se erigió en el siglo XII de estilo románico con su propia leyenda. Según dicen las gentes del lugar, en el castillo habitaba la joven Elisa, pretendida por todos los jóvenes del lugar. El alcalde Abul, guardián del castillo, quedó prendado de la belleza de Elisa y quiso conocerla. La joven se encontraba tomando un baño en el río Tajuña cuando Abul se abalanzó. Tras verse rechazado, el morisco sacó su espada hundiéndola en el cuerpo de la joven, anclándo su espada y el cuerpo yaciente de esta a la piedra. Hoy, esa piedra teñida de rojo bermejo está expuesta bien visible para recordar la belleza de Elisa y, cuentan, el día 15 de agosto, la piedra adquiere un color rojizo más intenso.

Además del castillo la ciudad cuenta con un amurallado árabe histórico que aun mantiene tramos completos así como varias puertas como la Puerta de la Cadena. No podeis perderos la Plaza del Coso, de increible encanto para pasear y tomar algo o el Prado de Santa María donde poder relajaros gracias a la tranquilidad de este antiguo patio de armas de la alcazaba musulmana.

Por ultimo no podemos no hablar de los fantástico campos de lavanda que Brihuega nos ofrece. Cada año, durante el mes de Julio se celebra la recogida de la flor de la lavanda, con conciertos en medios del campo y por cierto y sin fzafraaltar, ríos de cervezas.

Terminada la visita a la maravillosa ciudad medieval de Brihuega solo nos quedará tomar la CM-2011 hasta alcanzar Torija, donde cogeremos la E-90 de veulta a Guadalajara y reandaremos el camino hasta Alcalá de Henares y Madrid no sin mirar atrás recordando el verdor de la presa y los mágicos pueblos de La Alcarria.

No olvides consultar el trazado AQUÍ y esperemos que hayais disfrutado de esta magnifica ruta y visiteis nuestra página para descubrir muchas más. En RidenRoad solo tratamos de hacer que el placer de disfrutar en moto esté al alcance de todos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta