De La Coruña a la frontera con Asturias a través de Galicia

0
2197
Torre de Hercules
Torre de Hercules

En RidenRoad tenemos debilidad por el norte, se puede ver con un simple recorrido por nuestras rutas más famosas, y como tal, hemos decidido unir dos tierras que nos encantan en una ruta maravillosa llena de buena gastronomía y mejores parajes. Si queremos disfrutar a tope de nuestra moto tenemos que trazar una buena ruta, así que hemos tratado de escoger el mejor camino posible para la diversión y la belleza del camino nos ha ayudado a ello. El trazado, como siempre, lo teneis en la web, justo AQUÍ.

A Coruña

Comenzamos nuestra ruta en una de las más bellas ciudades que hay en nuestro país. A Coruña tiene ese encanto mágico que tienen todas las tierras gallegas, como la ciudad da para una entrada al blog por sí misma vamos a destacar lo más importante. Debemos visitar la Torre de Hércules, un faro de origen romano, el más antiguo del mundo y que aún se mantiene en funcionamiento. Es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 2009. A Coruña es conocida como La Ciudad de Cristal, y lo es sobretodo gracias a las Galerías de la Marina un conjunto arquitectónico completamente acristalado, el más grande del mundo, que dota de increible belleza la ciudad. Por supuesto no debeis perderos la Plaza de María Pita, una plaza que preside la heroína local María Pita, quien mató al alférez inglés que trataba de sitiar A Coruña en 1589 al grito de “Quen teña honra, que me siga“.

Betanzos

Terminado de ver lo básico, insistimos que podríamos hablar horas sobre A Coruña pero preferimos 3 pinceladas y comenzar la ruta, tomamos la N-VI dirección Betanzos, un mítico escaparate motero. Esta vía no es una preciosidad, la Nacional VI la toman gran cantidad de camiones para transportar mercancías entre Galicia y otras comunidades, pero lo mejor aún está por llegar.

Al llegar a Betanzos podremos pasear por plazas como la de Hermanos García Naveira que toma el nombre de los ilustres benefactores de la ciudad. En ella se encuentra su Ayuntamiento y el Archivo o Liceo, que alberga varias exposiciones temporales y una preciosa fuente dedicada a Diana Cazadora, una reproducción de la Diana del Louvre fabricada en hierro colado y nos muestra a la diosa cazadora junto a un cervatillo. También debemos pasear por la Plaza de Fernán Pérez de Andrade “O Boo” una de las plazas con más encanto de esta población que mezcla arquitectura civil con religiosa donde encontraremos las iglesias de Santa María del Azogue y San Francisco mezclándose perfectamente con las casas populares de coloridos balcones de madera que dan encanto a la ciudad, también aquí encontraremos el mercado municipal.

Vilalba

Terminado el pequeño tour por Betanzos tomamos rumbo a Vilalba, un camino sencillo donde disfrutaremos dándole gas a nuestra moto, es muy fácil llegar, basta seguir los indicadores. Primero tomaremos la N-651 hacia el norte y antes de llegar a Magdalena cogeremos la AC-564 poniendo especial atención a los tractores, no queremos tener un disgusto. Desde aquí encontramos una carretera aún más tranquila la DP-1802, bordeando la Fraga del Eume, uno de los pulmones de Galicia y de los principales bosques de robles de toda Europa, hasta llegar a la AG-64 que nos dejar en Vilalba, capital de La Tierra Llana, en gallego, “A Terra Cha”, donde la carretera empieza a volverse cada vez más recta y se convierte en una gran llanura, entrando por el Oeste, por la antigua carretera de Ferrol.

En Vilalba podemos visitar la Torre de los Andrade, testigo de todo lo ocurrido en Vilalba desde el siglo XV. También podemos disfrutar de una visita al Museo de la Prehistoria y Arqueología de Vilalba, que vela por el cuidado de la prehistoria gallega, la cual podemos disfrutar visitando los diferentes castros que encontramos en la provincia, como Nete, Belesar, da Torre o Gondaisque, todos ellos asentamientos castrenses y pertenecientes a castros de la Edad de Hierro donde algunos incluso fueron romanizados.

Terminada la visita por Vilalba ponemos dirección a Meira.

Meira y Ribadeo

El camino a Meira es una carretera excelente, poco tráfico por medio de pastos y pequeñas aldeas para poner rumbo hacia Ribadeo por el Sur. Encontraremos unos 12km de rectas interminables pero, como siempre en Galicia, especial atención en los cruces por si hubiera animales, tractores o paisanos, tan poco acostumbrados a mirar. Si es cierto que esta carretera está menos limpia y su asfalto tendrá trazas de tierra y musgo en los lados de la carretera o de excrementos vacunos que podrían hacernos resbalar.

A pesar de que no se suelen ver radares en esta zona,  cerca de Muimenta ha habido muchas carreras de coches en el pasado y tiene cierta fama de haber vehículos muy potentes, sumado a la cercanía de un circuito, el de Pasteriza. Aconsejamos tranquilidad y poder disfrutar del paisaje.

 Para acceder a Ribadeo tomaremos desde Meira la N-640 que es una carretera enrevesada que comienza a serpentear y retorcerse conforme nos acercamos al río Eo. Seguiremos el curso del río hasta pasar Pontenova, un antiguo enclave minero mitad gallego mitad asturiano.

Justo antes de llegar a ver la Ría de Ribadeo hay una bajada con curvas amplias en un tramo de 90-120 con un asfalto de buena calidad. Aproximadamente 2 horas después de salir y sin contar paradas, habremos alcanzado Vegadeo y de ahí siguiendo el margen de la ría llegaremos en seguida a Ribadeo, siguiendo las vías del tren y como recompensa el mar nos recibirá con los brazos abiertos hacia su magnifica e infinitamente bella, playa de las catedrales.

Hasta aquí el trazado de hoy; esperamos que disfruteis del camino a Asturias con la impresionante promesa de grandes parajes y verdes colores que nos atraparán desde el principio de la ruta.

Como siempre, podeis consultar el trazado AQUÍ y para las mejores rutas, siempre RidenRoad.

No hay comentarios

Dejar una respuesta