Charly Sinewan, de Dubai a Oman.

0
6993
Charly Sinewan
Charly Sinewan

Charly Sinewan se encuentra perdido por el mundo cumpliendo uno de sus mayores sueños, dar la vuelta al mundo. Actualmente acaba de empezar la octava etapa de su aventura desde Madagascar con destino Japón. Una aventura increíble que nos permite seguir a través de su blog y redes sociales, todo un privilegio para los que amamos los viajes en moto, como RidenRoad. Entre etapa y etapa nos va dejando pequeñas perlas como esta que podemos encontrar en Motofan, en la que junto a un grupo de aventureros de las más diversas nacionalidades se montan una excursión de Dubai a Omán, de la mano de Touratech Dubai. Con los dientes largos es como nos pone 😉

“Los productos Touratech en la tienda de Dubai son los mismos que en la tienda de Madrid, más o menos. También la tipografía, las estanterías o el cartel de fuera. Estamos a muchos kilómetros de casa, en una cultura completamente diferente, en un país árabe y en el desierto, pero parece que estemos en casa. Es hogar de moteros, con su idioma universal.

Shadel Awad es el dueño de Touratech en Dubai. Como en cualquiera de las muchas tiendas que la marca alemana tiene en el mundo, frecuentemente se organizan rutas por carretera o pista para sus clientes. En Dubai no es menos, con quizá algún aliciente más y quizá, alguno menos.

Los clientes de la tienda de Dubai son de nacionalidades muy diferentes. Expatriados europeos, árabes de países vecinos y moteros locales, del club Dubai Riders entre otros. La moto que ha ganado la batalla en ventas en Dubai es la misma que en casa, claramente. Con su modelo GS 1200, BMW ha conseguido algo que supongo la historia recordará, no sé si otro modelo de moto ha logrado alguna vez tanto éxito en todo el planeta. Quizá la vespa. 

A las siete de la mañana de un viernes vamos apareciendo moteros en las puertas de la tienda de Touratech. Aquí son festivos viernes y sábado, los domingos son laborables. Terminamos juntándonos unos quince, da igual la religión o el color de piel, somos todos moteros y por encima de muchas otras cosas, manejamos un mismo código.

Llevo un par de días rodando con una GS 1200 Adventure 2014, con menos de diez mil kilómetros. Me la ha dejado Hasan, aunque es de su hermano. La hospitalidad árabe es muchas veces complicada de comprender para nuestra cultura. Da igual que tengas mucho y que incluso te sobre, aun así cuesta entender que alguien te deje su moto para que te marches con ella a Omán por pistas, sin apenas conocerte. Pero sí, así fue, durante unos días estuve rodando en una GS nuevecita por Dubai, cortesía de una pareja de hermanos que me apadrinaron sin apenas conocerme. Con ella y con ropa que me dejaron en Touratech, me uní a la salida. 

Salimos de Touratech en procesión. La ruta se dirige al norte de Omán, una península separada del resto del país y que hace frontera exclusivamente con Dubai. Unos treinta kilómetros pasada la frontera, después de haber costeado por asfalto y curvas, salimos por pista dirección a las montañas. Del desierto plano y arenoso hemos pasado al montañoso, un terreno árido y pedregoso en las alturas. La pista sube y baja zigzagueando hasta que aparecemos en una cala de aguas sosegadas donde darse un refrigerio antes de continuar ruta.

El día termina en una zona donde acampar. Una tras otra se levantan las tiendas de campaña mientras el sol desaparece y deja paso a millones de estrellas. Arde un gran fuego, se asa mucha carne y la charla nocturna no cesa hasta altas horas. 

No hay alcohol, quizá la único que diferencia esta salida de una organizada por Yago, en Touratech Madrid.”

via Motofan

No hay comentarios

Dejar una respuesta