Alcázar de Segovia. Un castillo de cuento de hadas.

0
1202
Alcázar de Segovia - Castillo de hadas
Alcázar de Segovia - Castillo de hadas

Hoy queremos hacer hincapié en un enclave maravilloso, el Alcázar de Segovia que bien podría estar sacado de un cuento de hadas. Acercaros a concer un detalle que quizá no pudisteis ver en nuestra Ruta de Segovia a las Hoces del Río Duratón.

El Alcázar de Segovia se alza recio sobre los valles del Eresma y el Clamores, guardando la ciudad desde su situación estratégica. En la confluencia de esos dos valles, se erigió este singular castillo por el que han pasado las dinastías de las Casas de Borgoña, Trastámara, Austrias y Borbones. No hay documentos claros que nos ayuden a ubicar en el tiempo la construcción de esta fortaleza, pero existen sillares graníticos similares a los que encontraron del acueducto, lo que hace pensar que podría haber existido una fortaleza ya en tiempos de la dominación romana, edificando sobre sus restos lo que hoy conocemos como Alcázar.

La primera vez que oficialmente se le nombra data del año 1122, registrado en documentación de Alfonso VI de León, tras su conquista de la ciudad. Más tarde, en 1155 aparece con la denominación de alcázar en una misiva que guarda el archivo de la catedral.

El castillo fue residencia de Alfonso VIII y en 1258, cuando Alfonso X reinaba se hundió lo que hoy es la sala de armas. Tras multiples restauraciones que llegaron hasta la época de Felipe II, consiguió por fin la silueta que hoy hace tan célebre al Alcázar de Segovia, con forma de proa de barco. La fortaleza había servido de prisión de Estado hasta 1762, cuando Carlos III funda el Real Colegio de Artillería, convirtiéndolo en una academia militar. En 1862 un incendio acabó con parte de la techumbre de las salas nombres, que fue reproducida de nuevo gracias a unos grabados y en 1931 se convierte en monumento histórico artístico.

El nombre “Alcázar” proviene del árae “Al’qasr”, o lo que es lo mismo, Fortaleza. Hoy el El alcazar de segovia, cuenta con dos patios principales, doce habitaciones de estilo gótico románico-morisco e incluso una capilla. La planta del castillo no sigue una arquitectura normal, ya que se adapta al cerro sobre el que está asentado.

Hoy en día puede visitarse en calidad de Museo de Armas, y también cuenta con el Archivo General Militar de Segovia, el archivo histórico más antiguo de las Fuerzas Armadas de nuestro país.

Si te ha gustado esta entrada recuerda que puedes ver muchas más rutas en RidenRoad.

No hay comentarios

Dejar una respuesta